• Mauricio Castro Figueroa

Me quiere mucho, poquito… Amazon


“Si no puedes ser el más fuerte y tampoco el más débil, ello resultará en tu derrota”. Lo dijo Sun Tuz en El Arte de la Guerra hace algo más de 2.500 años.

Este miércoles se reunió con el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Economía José Ramón Valente, la vicepresidenta de Amazon Teresa Carlson. Esta reunión es la continuación y tal vez próxima conclusión de un largo noviazgo de este gigante con Chile, para instalar su data center para América Latina en nuestro país y con ello, probablemente también su ejército de servicios tanto online como físicos para nuestro territorio.

En la junta de accionistas de Cencosud del pasado mes de abril Horst Paulmann declaró: "Sabemos que viene Amazon… sabíamos que hay cambios en este mundo.”, mientras que en la última memoria anual de Falabella, este retail exhibe un crecimiento del 36% en sus ventas por internet del grupo y su presidente Carlo Solari menciona inversiones en tecnologías de primer nivel para enfrentar estos desafíos.


¿Y las tiendas? En el “E-commerce Day” del pasado 10 de abril, el nuevo gerente de Retail de Ripley defendió el formato de tiendas con la siguiente frase: “No porque salga Spotify la gente va a dejar de ir a los conciertos, o no porque salga Netflix la gente va a dejar de ir al cine, hay algo en la experiencia que parece ser interesante”… El tema es que no cualquiera crea experiencias y en el formato sucursales, hace rato que no se ve nada novedoso. Los formatos se han desplazado antes entre si: el MP3 al CD y el VHS a la sala de Cine… ¿porqué no pasaría de nuevo? ¿Porqué la gente sigue yendo a conciertos a pesar de Spotify? No por el “formato concierto”: es el talento el que atrae, el artista.

En cuanto al formato sucursal, lo único talentoso que se ha visto en los últimos años es el Santander Work/Café. Esas ideas hacen que valga la pena seguir yendo a una sucursal de retail financiero. Lo que ha pasado con las sucursales del Banco de Chile entre ayer y hoy, hacen que uno justamente reafirme el ya adquirido sentimiento de no querer aparecerse de nuevo por una sucursal del banco.


Y si de Amazon y Retail financiero estamos hablando, no olvidemos que el primero no es solo poderoso como tienda sino también como emisor de tarjetas de crédito. En su sitio web no solo ofrece servicios financieros para personas y negocios, sino también cuenta con un muy bien montado sistema de rebajas, regalos y recompensas por las compras hechas con sus medios de pago. Sabemos que la regulación del sistema financiero chileno no permite varias de estas figuras, pero como bien dijo Horst: cambia todo cambia.

¿Quien debe temer entonces a la llegada de Amazon a Chile? El fuerte que no es el más fuerte: aquel que puede invertir en tecnología, en inteligencia artificial, en redecorar sus sucursales, en campañas de TV y avisos de prensa, pero que ya está tarde para lograr el resultado que realmente lo defenderá del gigante: el amor de sus clientes. Quienes cuenten con una buena fanaticada seguirán teniendo lo más valioso que hay en el mundo de los negocios: tiempo para seguir rentabilizando cosas bien hechas.

#amazon #ripley #falabella #santander #bancodechile #tiendas #internet #ecommerce

© 2005 Estratego Consultoria Estratégica - Santiago de Chile - Política de Privacidad

Logo OKR Learning fondo blanco.png